Westerwelle demuestra que Alemania empieza a ceder

Merkel continúa con el mismo discurso duro de siempre, pero resulta fácil percibir que Alemania está empezando a notar la presión de su política de austeridad hacia sus socios europeos endeudados.

El último ejemplo procede del ministro de asuntos exteriores alemán, Guido Westerwelle, que está reunido con su homólogo francés. Westerwelle ha comentado que las restricciones presupuestarias son importantes, pero que “no lo son todo”. Hay que hacer más para estimular el crecimiento, afirma el ministro.