Weidmann, del BCE, dice que el euro no está “seriamente sobrevalorado”

 

* Históricamente, la devaluación no ha ayudado a la competitividad.

* El papel del FX en la política monetarias solo en términos de inflación.

* El BCE no debe hacer nada más para combatir la crisis de deuda.

* Las medidas del BCE han sobrepasado el mandato del banco central.

 

El euro recupera posiciones y ahora se sitúa en un máximo de sesión de 1,3413. Hay fuertes ofertas en 1,3425-30 y más en 1,3450-60.

 

Estos comentarios no deberían sorprender a nadie. Los únicos políticos quejándose del euro están en Francia.