Wall Street opta por la prudencia a la espera de un acuerdo fiscal

La Bolsa de Nueva York reanuda su actividad, después del parón de ayer por Navidad, sin las referencias de los mercados europeos, cerrados en el día de hoy. Esta circunstancia favorece en mayor medida aún que toda la atención se centre en las referencias ‘locales’.

Por encima del resto sobresalen, una vez más, las novedades sobre las negociaciones entre Republicanos y Demócratas para paliar el efecto de los ajustes de 600.000 millones de dólares del llamado precipicio fiscal.

La principal novedad se ha producido esta madrugada, con la noticia del regreso del presidente, Barack Obama, a Washington. La interrupción de sus vacaciones familiares en Hawai, en pleno periodo navideño, alimenta las especulaciones sobre la cercanía de un posible acuerdo.

En un ambiente marcado todavía por las celebraciones navideñas, los inversores reflejan su menor aversión al riesgo con un nuevo repunte del euro en el mercado de divisas. La moneda comunitaria se sitúa justo por encima de los 1,32 dólares. De paso, sus subidas favorecen los repuntes del precio del petróleo, al borde de los 110 dólares el barril de Brent. El oro, por su parte, se congela cerca de los 1.660 dólares la onza.

See on www.expansion.com