Wall Street aguanta el paso del Sandy y abrirá otra vez hoy

Wall Street ha escrito un capítulo en la historia. Por primera vez desde 1985 y el paso del huracán Gloria, la Bolsa de Nueva York ha cerrado por un fenómeno meteorológico. La causa es bien conocida y ha dado la vuelta al mundo en las noticias: es el efecto de Sandy, una tormenta que tocó tierra el lunes por la noche y que obligó al presidente Obama a declarar Nueva York y New Jersey zonas catastróficas. Incluso tres reactores nucleares fueron sido detenidos en la Costa Este por las inclemencias del tiempo.
Pero poco a poco todo volverá a la normalidad. Y la Bolsa de Nueva York será una de las primeras en intentarlo, pues ha anunciado que, tras el cierre de dos días, hoy volverá a operar con “total normalidad”. “Nuestro edificio y sistemas no se han visto dañados y nuestros empleados han estado trabajando diligentemente para asegurar que mañana tengamos una apertura tranquila”, dijo el consejero delegado de NYSE Euronext, Duncan Niederauer. En cualquier caso, la gestora había preparado un Plan B, barajando que los valores que cotizan en el NYSE tradicional se negociaran en el mercado de valores NYSE Arca, con sede en Chicago.
Wall Street supera así el paso de Sandy, que ha dejado un balance de al menos 38 víctimas en EEUU y Canadá y ha destruido decenas de inmuebles en Nueva York. Cerca de tres millones de personas se quedaron sin electricidad, mientras que toda la ciudad sigue sin metro, pues el transporte público sufre su peor desastre en sus 108 años de historia.
See on www.expansion.com