Una razón por la que el BCE es reacio a comprar bonos

Hace apenas tres meses, la deuda de Grecia fue reestructurada con gran polémica. Aunque de ningún modo sugerimos que España esté ni remotamente cerca de un impago, la experiencia de Grecia hace que, como resultado, la deuda soberana europea resulte menos atractiva. He aquí la razón:

Todos los bonos que el BCE compró como parte de su programa de Mercados de valores (SMP) recibieron un trato distinto de los bonos en manos del sector privado, que experimentó severos recortes.

Los inversores tienen buena memoria. Tras ser tratados de este modo por el BCE en una reestructuración de deuda, los traders son reacios a mantener deuda soberana en cuanto el riesgo de impago empieza a subir. El BCE comprende la distorsión que ha creado con sus compras y no ha realizado ninguna más desde el episodio de la reestructuración de Grecia.

Tomemos cualquier otro empleo del programa de mercado de valores como signo de desesperación y operemos siguiendo esos criterios.

El primer titular, si aparece y en el momento en que aparece, llevará a un breve rally del EURUSD. Si surge la oportunidad de vender contra una clara resistencia técnica (como 1,2665 el lunes), aprovecharla tiene todo el sentido del mundo, pues es inevitable que el mercado acoja las noticia negativamente en cuanto el “shock” se desvanezca.