Una ojeada al “cable”

 

La GBPUSD lleva subiendo dos días seguidos. Ay ofertas en 1,5820, seguidas por oras en 1,5840-50. La ruptura de 1,5800 es alcista, pero se necesita un cierre sobre el máximo del 5 de febrero en 1,5805 para confirmar el sesgo.

 

El sesgo sigue siendo a la baja, pero no podemos descartar un nuevo test de 1,5880.