Una maraña de microtasas: ¿los españoles pagamos por todo?

Participar en la fiesta de La Tomatina, los domingos en el parque o la butaca para acompañar a un enfermo en el hospital dejan de ser gratis. Las Administraciones y empresas crean nuevos tributos para hacer caja.

¿Cree usted que los españoles pagamos por todo? Tome nota: por aparcar en la vía pública, por sentarse junto al enfermo en un hospital, por los SMS que le envía su entidad bancaria y que usted no ha pedido, por el hielo de un café, por la jarra de agua de grifo, por pedir una Coca-Cola… La última, por tirar tomates en la famosa Tomatina de Buñol, en Valencia: 10 euros.

Más allá de los impuestos habituales relacionados con el incremento del IPC y que los españoles tienen asumidos (léase agua, luz, transporte, limpieza,…) la crisis ha dejado a lo largo de toda la geografía española nuevos tributos que no han gustado.

En momentos de crisis, las Administraciones y las empresas privadas buscan estrategias para engordar sus cuentas. En Buñol, el Consistorio podrá embolsarse un mínimo de 200.000 euros si finalmente limita la entrada a 20.000 personas.

See on www.eleconomista.es