Un día, los rumores se cumplirán

 

Si España no pide el rescate pronto, los rumores, como el que se está produciendo ahora mismo, sobre una bajada de la calificación del país, se convertirán en realidad.

 

Rajoy continúa resistiéndose, por lo que paga un precio no muy alto en el mercado e deuda. En cuanto el asunto de Grecia quede liquidado, es muy probable que el foco de atención se sitúe otra vez en España.