Un artículo aparecido en el periódico alemán Der Spiegel define como de “masivamente desequilibrado” el sistema bancario central de la Eurozona.