Si España se hunde, las elites europeas deberían sufrir por ello…

Otros 65.000 millones de euros de austeridad de España hoy – el precio del rescate bancario.

España nunca ha sido un modelo de gobierno ni de eficacia, pero cuando se añadieron al proyecto del euro, las órdenes eran sencillas: mantener el déficit por debajo del 3% del PIB y disfrutar de la baja inflación y de las facilidades comerciales de esta eurotopía.

Pero la crisis ha hecho mella en Europa y el capital especulativo que mantenía en marcha una burbuja inmobiliaria se secó. El paro escaló al 25% y el déficit explotó.

Desde entonces, el gobierno español ha sido, en esencia, un pupilo de la Troika, que hace exactamente lo que la Dra. Alemania prescribe, que es algo así como tratar un cáncer matando al paciente de hambre. Italia y Grecia se han rebelado alguna vez contra la austeridad, pero España, en esencia, ha hecho lo que se le ha ordenado. Y aquí estamos, y los costes de financiación siguen siendo insostenibles.

Si España se hunde como la Armada, los grandes pensadores de Bruselas deben aceptar que ellos son los almirantes. Puede que ni los marineros ni las embarcaciones sean las mejores, pero si la flota se hunde, los almirantes deben hundirse con ella o deberían rodar cabezas.