¿Si el país es rescatado? Más impuestos y recortes al estilo de Irlanda y Portugal

Mariano Rajoy evitó ayer hablar de rescate. El Gobierno acaba de poner en marcha un plan adicional para ahorrar 65.000 millones de aquí a 2014. Sin embargo, podría no ser el último quiera o no, según apuntan distintos analistas. El BCE aboca al país a pedir ayuda formalmente, la condición para comprar deuda soberana.

 

El único camino para ello es que los estados pidan el rescate al fondo temporal de la UE (Fondo Europeo de Estabilidad Financiera). Este socorro implica nuevas medidas, a las ya adoptadas, que tendrían que ser negociadas entre ambas partes en un Memorándum de Entendimiento, similar al pactado para la línea de crédito destinada a la banca española por un importe máximo de 100.000 millones.

 

Expertos consultados por este periódico advierten de que la intervención del BCE, por tanto, abocaría al Gobierno a endurecer su política de ajuste, que tendría que ser similar a la implantada en otros países, como Irlanda o Portugal. Se trataría, sostienen, de un rescate en toda regla, cuyas condiciones, sin embargo, nunca alcanzarían los niveles exigidos a Grecia.

See on www.eleconomista.es