Se acelera el declive del EURUSD

Durante la última hora de mercado, el desplome del EURUSD se ha acelerado y la registrado nuevos mínimos durante los primeros minutos se la sesión de Nueva York. El par se dirige hacia el nivel de 1,2131, que es el punto medio de la subida que partió del mínimo de 2000 y terminó en el máximo de 2008 (ver gráfico inferior). Podría darse un soporte pre nivel en 1,2151 (mínimo de la semana del 27 de junio de 2010).

Hoy, la tendencia bajista ha descendido unos tramos más; el último es el más intenso, ya que el precio se ha desplomado atravesando el soporte de la línea de tendencia inferior (gráfico de cinco minutos, arriba). Los vendedores son los dueños y señores del mercado de este par. Vigilaré las correcciones como modo de medir el control de los vendedores y/o la falta de control de los compradores. Si el precio sigue por debajo de 38,2%-50% del tramo bajista más reciente, los vendedores seguirán aferrándose con mano firme y significará una nueva preocupación para los largos (ver zona amarilla en el gráfico superior). Este nivel se sitúa en 1,2192-99. El rango mínimo-máximo sigue siendo relativamente tranquilo, de 79 pips. Como comparación, mencionar que la media de los últimos 20 días es de 118 pips. Así pues, hay espacio para moverse en el rango del día.

El rango de la semana es de hasta 164 pips, con los nuevos mínimos, por encima del rango mínimo más reciente de 146 pips (semana del 19 de diciembre de 2010) y el rango mínimo de 2012 que fue de 157 pips en la semana del 18 de marzo (ver gráfico inferior). Dicho de otro modo, el rango solo ha estado por debajo de 164 pips en tres semanas distintas desde 2007. Así que, desde este punto de vista, si los vendedores siguen al mando del mercado, la tendencia tiene espacio para avanzar.

En una tendencia así, hasta que los compradores consigan recuperar parte del control, no tendrán ningún control en absoluto. Puede medirse el control por el abasto de las correcciones. Si no pueden subir del punto medio del último tramo bajista, no tendrán mucha suerte. Atención a los niveles de corrección y a las pistas que surjan de ellos.