Retrasar la edad de jubilación ahorraría hasta el 3% del PIB

La reforma de las pensiones es igual de necesaria que de insuficiente. Los expertos calculan que el gasto actual en esta partida implica una carga del 9% sobre el Producto Interior Bruto (PIB). Una cantidad que se podría duplicar en las próximas décadas. No obstante, la última reforma de las pensiones ahorraría un 3% del PIB sobre el crecimiento previsto en este periodo.

Ello, unido a las perspectivas demográficas, y a la complicada situación laboral, genera un cóctel letal para nuestra maltrecha economía. Por ello, hay que pisar el acelerador.

Aunque la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha confirmado este fin de semana que el Gobierno no va a acelerar la edad de jubilación, una de las medidas que contemplaba la Ley sobre Adecuación, Adaptación y Modernización del Sistema de Seguridad Social era este restraso hasta los 67 años.

El problema es que se va a hacer de forma progresiva entre 2013 y 2027. Y las arcas españolas no aguantan 14 años. De hecho, una de las medidas que podrían implantarnos desde Bruselas en caso de que solicitemos el rescate sería adelantar la entrada en vigor de la jubilación a los 67 años. Sólo con esta medida se rebajaría el gasto sobre el PIB en más de un 1% a largo plazo, según los cálculos realizados por Manuel Álvarez, director del Observatorio de Pensiones Caser.

See on www.eleconomista.es