¿Qué podemos esperar de la reunión del BCE de mañana? Pues mucho de nada…

 

Tras haber anunciado el programa de compra de bonos (OMT) hace cosa de un mes, debemos esperar que el BCE mantenga la misma política en todos los frentes en su reunión mensual, que tendrá lugar mañana. Mientras que los índices económicos europeos continúan deteriorándose, es poco probable que el BCE recorte los tipo de interés ni las tasas de depósito mientras la inflación se sitúe por encima de su objetivo del 2%. Es incluso menos probable que de costumbre, dada la confrontación entre el ultra-ortodoxo Bundesbank y los más aventureros mandamases.

 

La prensa hará muchas preguntas sobre cómo sería el rescate a España.

 

La principal pregunta que yo haría a Draghi es cómo conjugar la cuestión de que la compra de bonos por parte del BCE se haría para mejorar la política monetaria con la idea de que España o cualquier otro miembro de la zona euro tuvieran que pedir ayuda del MEDE antes de que el BCE comprara deuda a corto plazo. Estos dos posiciones son inconsistentes desde el punto de vista intelectual.

 

Si el BCE pretende comprar bonos para influir sobre los mecanismos de política monetaria, debería hacerlo como lo considere oportuno. Si va a rescatar a un gobierno, debería pedir condiciones. Pero no se puede hacer las dos cosas. Un rescate, le demos el nombre que le demos, siempre es un rescate.