¿Puede Bernanke desconectar las imprentas en luna azul?

 

Ayer, el mercado hervía de rumores de que Bernanke iba a decepcionar en la cumbre de Jackson Hole. Como era predecible, el dólar subió con fuerza. Me sorprendió una acción tan fuerte horas antes de la comparecencia del presidente de banco central más “dovish” de todos los tiempos. Ahora, tras esa fuerte acción, vender dólar de EE UU ha perdido parte de su encanto.

 

Esto demuestra que es mejor no casarse con una sola idea. Yo habría vendido dólares ayer, pero hoy el riesgo-recompensa se ha vuelto del revés.

 

Todavía me inclino por un Bernanke con propuestas conciliadoras, pero hoy es la última luna azul hasta 2015, y incluso él puede desconectar las imprentas de vez en cuanto…