¿Preferiría el resto de Europa renegociar con Grecia o expulsarla de la Unión?

Parece ser que los políticos griegos están decididos a alcanzar alguna especie de acuerdo según el cual es preciso renegociar los términos del rescate.

En cambio, desde el resto e Europa, todo indica que no hay ninguna posibilidad de una renegociación. El gobierno griego solo puede jugar dos cartas: 1) Incumplir sus compromisos, 2) Abandonar la Zona Euro.

Si se mantiene la misma trayectoria–y en mi opinión así será–, el resto de Europa se tendrá que preguntar si prefiere dejar marchar a Grecia o renegociar.

Expulsar a Grecia es una amenaza para el mercado de deuda de otros países de la periferia. Una renegociación arriesga el plan de austeridad al completo, lo que también amenaza la confianza en el mercado de deuda de la periferia.

Yo creo que lo mejor, y lo más probable, es que se produzca una renegociación que haga algunas pequeñas concesiones a Grecia y permita a los partidos políticos hacerse con una particular victoria sin alterar el curso del plan de austeridad. Pero depende de cuánto quieran presionar los representantes de ambos extremos: Tsipras y Schaeuble.

Si la situación se resuelve de este modo, sería positivo para el euro, pero no se estaría engañando al mercado, al menos no del todo. Solo se conseguiría postergar las cosas, porque la verdad es que Grecia no puede permitirse una deuda tan tremenda.