Porsche y Mercedes-Benz evidencian que la crisis ya se ha contagiado al lujo alemán

Hasta ahora, durante los últimos cuatro años, la crisis había azotado duramente al sector de la automoción a nivel global y, sobre todo, en Europa. Pero sólo lo habían sufrido unos cuantos, pues las marcas de lujo habían sabido sortearla… Hasta ahora: los últimos resultados presentados por firmas como Mercedes-Benz o Porsche evidencian que la crisis de demanda europea está comenzando a afectar también a la élite del automóvil.

 

Ayer mismo, desde Daimler reconocían que los beneficios de la marca de la estrella no llegarían a lo apuntado por las previsiones, cayendo como poco a las cifras de 2011. Por su parte, Porsche ha anunciado esta semana un cambio de planes en su producción: fabricará 155.000 coches menos para ajustarse a la decreciente demanda europea el próximo año.

 

Hasta hace sólo unos meses, las firmas premium alemanas habían sabido capear la difícil coyuntura económica que ha arrastrado a marcas populares como Fiat o Peugeot, gracias a su fuerte posición en China pero también a sus ventas en el mercado alemán, el único europeo que se mantenía fuerte. Pero ahora, Alemania también ha empezado a ofrecer signos de debilidad.
See on www.eleconomista.es