Pierde brillo: el apetito de los inversores por el oro, en mínimos desde 2008

Bolsas, particularmente el sector bancario, y primas de riesgo han acaparado en las últimas semanas el protagonismo, como focos de preocupación, a medida que la crisis de la Eurozona está adquiriendo una dimensión cada vez más tenebrosa.

 

Pero entre el ruido mediático generado en torno a los activos de mayor riesgo han empezado a llamar la atención las muestras de debilidad que está dando el oro. La última y más clara llegó ayer, cuando el precio de la onza retrocedió hasta marcar un mínimo intradía en 1.546 dólares, su nivel más bajo desde el 29 de diciembre del año pasado. Lo que significa que el oro no está siendo rentable por primera vez en doce años.

See on www.eleconomista.es