Para cada acción hay una reacción

 

La inyección de liquidez (QE3) fue la acción, y ahora, otros bancos centrales tienen ocasión de reaccionar.

 

De los principales jugadores en este partido, el que sale a la palestra en primer lugar es el Banco de Japón, aunque los bancos centrales de los mercados emergentes podrían ser más agresivos.

 

El Financial Times habla de que todo esto podría derivar en una guerra de divisas (FT talks about ).