No tiene sentido mirar al calendario para definir una dirección

 

El euro ha ganado un poco de fuerza, pero, en general, apenas hay cambios desde el cierre de la sesión americana de ayer; la excepción es el dólar australiano, que ha subido a la espera de los datos de empleo.

 

No hay nada destacable en el calendario económico, excepto el índice de ventas al por menor, que se espera a las 14:00 GMT.

 

El mercado ha tratado de tirar hacia abajo en Asia y durante las primeras horas de la sesión europea, pero no ha funcionado. Los futuros han subido un par de puntos, de modo que me inclino hacia una jornada de mercado plana o positiva al apetito de riesgo.

 

Actualización: hoy a las 16:00 sale el Libro Beige, pero con el Fed ya con las imprentas en marcha, el impacto será menor que en los últimos tiempos.