No hay razón para pensar que el cable dejará de bajar

 

Desde la falsa ruptura en 1,6250 a principios de año, he estado en el campo “anti cable”. Ayer escribí que

 

“Hoy veo la acción del precio como un repunto estándar después de una caída notable. Hay que esperar que se extienda más, pero será complicado volver al nivel de 1,5800”.

 

 

 

La GBPUSD lleva cuatro semanas consecutivas bajando, y no veo ninguna razón para pensar que la tendencia vaya a cambiar.

 

La economía es débil y fluyen fondos a paraísos seguros en toda la zona euro. Además, los especuladores están posicionadas para obtener beneficios, de modo que hay mucho espacio hacia la zona del mínimo del par.

 

Desde la ruptura de la MM de 200 días y del nivel de 1,5800, las líneas de soporte en el gráfico son mínimas. Los rallies de ventas hasta 1,54-1,53 deja muchas oportunidades para operar en la zona del mínimo.

 

A corto plazo, se dice que hay fuertes bids en la zona de 1,5610-00.