Nadie quiere vender: el mercado inmobiliario de EEUU está “en punto muerto”

Primavera es la temporada de mayor actividad inmobiliaria en Estados Unidos. El sector ha registrado recientemente muchos datos que invitan a ser optimistas, pero hay algo que frena su recuperación: el desequilibrio entre oferta y demanda. Los potenciales vendedores apuran la venta, a la espera de que suban más los precios, mientras la demanda va en aumento.

 

En áreas como Washington, Denver o Seattle hay operaciones que se cierran en dos semanas, pero en muchas otras los potenciales compradores no tienen dónde elegir.

La venta de una casa en Washington atrajo en diciembre 168 ofertas y se vendió por casi el doble del precio inicial. También el mes pasado cerca de 70 personas participaron en una selección de compradores para cuatro casas disponibles en San Ramón, California.

Los potenciales vendedores retrasan la venta a la espera de obtener una mejor oferta, mientras que los inversores se adueñan rápidamente de propiedades en problemas antes siquiera de que lleguen al mercado. Los constructores, que registran ahora un buen momento en cuanto a pedidos se refiere, no pueden aumentan la producción lo suficientemente rápido. Los compradores tratan, por su parte, de aprovechar que las tasas hipotecarias están lo suficientemente bajas.
See on www.eleconomista.es