Nadie como los británicos para organizar escándalos

El escándalo del líbor es para la prensa británica lo mismo que la sangre para un banco de pirañas.

Tucker, del Banco de Inglaterra, se está defendiendo y ha solicitado una audiencia para dar su versión de los hechos. El gobierno culpa a sus predecesores y quieren echarle por encima una comisión de investigación por interferir.

El jefe de Barclays. Bob Diamond, dará su versión de la historia en la audiencia de mañana.

El antiguo miembro del Banco de Inglaterra David Blanchlower, apunta con el dedo a todo el mundo en twitter, y afirma que el banco central probablemente inyectará 70.000 libras de QE mañana mismo.

Naturalmente, todo el mundo acaba por parecer peor de lo que son y la confianza en Londres como centro financiero se ha visto muy tocada. El cable se halla en mínimos de sesión en 1,5629. Bids en 1,5610100, con stops por debajo.