Michael Dell pone su fortuna en manos de inversores privados

Michael Dell abandonó en su momento el control del día a día de la empresa de ordenadores que lleva su nombre -un experimento que fue mal y terminó relativamente pronto-. Pero ahora está poniendo gran parte de su fortuna sobre la mesa para revertir la suerte de la empresa.

Dell dejará de cotizar en bolsa tras un acuerdo de compra por 24.400 millones de dólares (unos 17.900 millones de euros) liderado por Michael Dell y que incluye a la firma de capital privado Silver Lake y un préstamo de Microsoft, han anunciado las compañias.

No obstante, el hecho de que la compañía deje de cotizar en bolsa no es una idea nueva. Michael Dell ha anunció en una conferencia de inversores en junio de 2010 que había considerado la opción.

Al llevar a cabo ahora esa idea, la compañía del multimillonario puede centrarse en revertir su suerte poniendo su atención en un mayor margen de TI y servicios. Aunque esto no es una tarea fácil para una compañía que ha construido su nombre gracias a los ordenadores a medida pero cuya estrella se ha desvanecido, y que ahora quiere competir con rivales más grandes como Hewlett Packard e IBM.

See on www.eleconomista.es