Mi opinión sobre el impacto de las elecciones en el dólar

 

Si nos limitamos al ganador de las elecciones presidenciales en EE UU, yo diría que una victoria de Obama sería ligeramente positivo para el dólar. No porque ello fuera “bueno” para la economía del país de algún modo significativo, sino porque seguramente sufriría el apetito de riesgo, pues los temores sobre el acantilado fiscal se amplificarían si Obama reconquista la Casa Blanca. En mi opinión, también jugarían en contra del apetito de riesgo las subidas de impuestos y la regulación, entre otros factores.

 

Si Romney gana las elecciones, la victoria seguramente sería bien recibida por las bolsas y los valores de riesgo en general. El ruido de sables hacia China que hemos visto en la campaña también podrían disparar los temores de algún tipo de venganza en los mercados de deuda de parte de Beijing, si es que Romney decidiera sancionar agresivamente a China por sus prácticas comerciales.

 

De todos modos, también espero que la cuestión de China desaparezca de la escena rápidamente después de las elecciones, pues gobernar y hacer campaña son dos cosas totalmente distintas, pero esto no significa que el mercado no vaya a estar preocupado durante un tiempo por las perspectivas de una guerra comercial entre EE UU y China.

 

Mi apuesta es que Romney ganará 35 estados y que ganará en 3 o 4 puntos en el voto popular.