Mal ambiente para el euro, bueno para EE UU

 

La combinación del jarro de agua fría que ha supuesto para Alemania la bajada de la previsión del PIB para 2013 y el mal informe industrial del país contrastan con los optimistas datos de empleo de EE UU. En lugar de suceder lo contrario, que es que el apetito de riesgo influya a favor del euro, ahora mismo el mercado está comprando dólares contra los pares principales y vendiéndolo contra los pares ligados a materias primas.

 

Soporte en 1,2880, en situación crítica a medio plazo. Resistencia en repuntes, 1,2945.