Los traders se preparan para la siguiente operación de refinanciación a largo plazo. Las ventas al por menor de Japón, mejores de lo esperado

El EURUSD se apreció durante la víspera de la siguiente fase de la operación de refinanciación a largo plazo, con la idea de que se trata de una operación de soporte a los riesgos y que el EURUSD es una divisa de riesgo (al menos esta es la historia). Hasta mañana no se decidirá si una liquidez adicional de 40.0000 millones, 500.000, 600.000 o incluso superior es positiva o no. Lo que se sabe es el primera parte de liquidez sirvió para reducir los temores de una deuda soberana, disminuyó la emisión de deuda en la Eurozona e impulsó al EURUSD, al menos en un primer momento. Sin embargo, cuando EE UU se embarcó en su propia política de relajación monetaria, el dólar cayó. Así pues, el riesgo se incrementará y los traders pueden esperar hallar unas condiciones de mercado volátil. Los cálculos giran alrededor de los 470.000 millones de euros ($631.000 millones) según una encuesta de Bloomberg. En la última operación entregaron a los bancos 480.000 millones de euros. Fuera de los EE UU, S&P afirma que Grecia se hallaba en situación de impago selectivo tras la inserción de las cláusulas de acción colectiva en algunas de las condiciones de deuda soberana. El índice de clima empresarial de EE UU ha sido más débil de lo esperado (– 0,18 frente a las expectativas del –0,15). El índice de confianza a los servicios se ha situado en –0,9 frente a las expectativas de –0,6, y el de la confianza industrial se ha situado en –5,8 frente al esperado – 6,9. En Alemania, aparecen cifras de inflación de las distintas regiones, con los incrementos más elevados del 0,8 MoM, las expectativas se cifran en un incremento del 0,5. En Japón, la balanza de ventas al por menos ha crecido más de lo esperad, un 4.1% MoM frente al último 1%. En un primer momento, el USDJPY se depreció en las noticias, pero luego repuntó. El EURJPY puso a prueba la MM de 100 horas durante la bajada, y halló compradores en el nivel técnico clave. En el Reino Unido, las ventas al por menos se han situado en –2, frente a las expectativas de un –12. El GBPUSD se recuperó tras caer hasta el 50% de la retracción del abrupto máximo del viernes. El AUDUSD está atascado en un rango de no tendencia que ya dura un mes, y vuelve a situarse cerca de la zona de resistencia del máximo del par. La semana pasada, el precio puso a prueba el fondo del mínimo (de hecho, se registró un nuevo mínimo mensual), pero no logró tomar más presión de ventas adicional. El NZDUSD y el USDCAD se encuentran en patrones gráficos similares. En estos pares, una ruptura podría llevar a un movimiento de tendencia.