Los intereses que paga el Tesoro destrozan la competencia de pagarés


Después de que el Estado abonara intereses por encima del 5% por la deuda a corto plazo, las letras rivalizan con los pagarés, el producto estrella en la oficina bancaria hasta ahora.

Imagine un pódium en el que aparecieran distintas opciones de ahorro de corte conservador clasificadas por rentabilidad. Durante el último año, sin duda, el honor de permanecer en el primer puesto, sin rival a la vista, ha sido para los pagarés, con retribuciones situadas en torno al 4 por ciento. Sin embargo, nada dura eternamente. Y en la última semana, su puesto ya tiene otro dueño. Son las letras, uno de los títulos más populares de cuantos emite el Tesoro, que cuenta con un gran respaldo entre los ahorradores particulares. Su liderazgo en este ranking, tan fácil de comprobar, se ha producido después de que España se viera obligada a pagar el martes los mayores intereses de los últimos años para financiarse en un mercado en el que ha aumentado de forma clara la presión sobre la deuda soberana española.

See on www.eleconomista.es