Los compradores de EVO llevaron a la quiebra un banco de EEUU en 1990

Evo Banco ya tiene nuevo dueño. El Frob y la nacionalizada Novagalicia (NCG) han acordado con el fondo estadounidense Apollo la venta de esta marca por 60 millones, por lo que han descartado la oferta de Anacap, el otro candidato en el proceso final de la puja.

 

La operación supone la entrada del primer inversor extranjero y del capital riesgo en el mercado bancario español tras más de cinco años de crisis, un dato que resulta positivo. Sin embargo la experiencia en el sector financiero de Apollo -mejor dicho, de buena parte de su alta directiva- tiene más sombras que luces. Su principal gestor y fundador del fondo, Leon Black, es uno de los artífices de la mayor quiebra bancaria de los noventa en Estados Unidos.

Black formaba parte de la cúpula del quinto banco de inversión de Norteamérica en 1990, el Drexel Burnham Lambert, que se vio obligado a declararse en bancarrota como consecuencia de distintas operaciones ilegales relativas a créditos considerados basura.

Tras este fracaso Black y parte del equipo de esta entidad decidieron fundar Apollo, que a día de hoy es uno de los principales fondos de capital riesgo, con activos gestionados por importe de 113.000 millones de dólares en distintos sectores, principalmente préstamos e inmuebles.
See on www.eleconomista.es