Los bancos europeos temen fugas de depósitos

El fantasma de la financiación vuelve a rondar sobre los bancos europeos.

A pesar de que el Banco Central Europeo inyectó más de 1 billón (millón de millones) de euros a cientos de instituciones en la forma de créditos baratos a tres años, el sistema financiero del continente sigue siendo vulnerable a posibles corridas bancarias en las entidades consideradas débiles.

La amenaza quedó de manifiesto la semana pasada, cuando los ahorristas sacaron más de 700 millones de euros de los bancos griegos en un día. La fuga de depósitos, que fue una reacción a la posibilidad de que Grecia abandone la zona euro, constituyó una drástica escalada después de dos años de retiros pequeños pero constantes de la banca del país.

La preocupación de un creciente número de autoridades, inversionistas y analistas es que los sistemas financieros de otros países de la periferia de la zona euro sean susceptibles a crisis similares. Si eso ocurre, los gobiernos y los bancos centrales no tendrían más remedio que acudir al rescate.

Si Grecia sale de la zona euro, es casi seguro que restrinja los envíos de dinero fuera del país. Eso podría llevar a los depositantes en países como España y Portugal a pensar que la experiencia se podría repetir en sus países, afirma Philippe Bodereau, director de investigación de crédito europeo del gigante de fondos de bonos Pimco. Los clientes, por lo tanto, podrían actuar en forma preventiva y retirar sus ahorros ahora para impedir que sean convertidos a devaluadas pesetas o escudos. “Eso es lo que empieza a preocupar a los mercados”, dice.

See on online.wsj.com