Los bancos débiles deben provisionar más de 13.400 millones por el ‘ladrillo’


Los bancos débiles tienen todavía pendientes más de 13.400 millones en provisiones brutas para cumplir con los dos reales decretos aprobados por Luis de Guindos antes de finales de año. Las entidades tendrán que dotar como mínimo un 35% para las viviendas terminadas; un 65% los pisos en construcción; un 80% el suelo; y un 30% el crédito al promotor.

Según los datos correspondientes a cierre del primer semestre, los grupos que presentan déficit de capital tendrán que realizar un esfuerzo considerable para cumplir con la normativa. La mayoría recibirá ayudas públicas, provenientes de Bruselas, para poder asumir este coste, además del banco malo.

Las entidades que perciban respaldo del Estado se verán obligadas a traspasar activos a esta sociedad. La factura será mayor en un principio si la UE finalmente obliga a que este trasvase se realice con descuentos adicionales a las provisiones. En el mercado y en el sector se esperan rebajas extra de entre el 5 y el 15%. En la actualidad, el Gobierno y Bruselas negocian todos los términos y condiciones de la llamada sociedad de gestión de activos.

See on www.eleconomista.es