Los bancos centrales no son tan independientes

Que los méritos de la independencia del banco central se pusieran en entredicho era cuestión de tiempo. Ahora, el ganador del Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, ha avivado el debate asegurando en un discurso la semana pasada que los países cuyos bancos centrales son menos independientes, como India, China y Brasil, registraron una evolución mucho mejor que las economías con entidades más independientes, como es el caso de EEUU y la eurozona. Esto, en su opinión, pone de manifiesto que “la defensa de la independencia de los bancos centrales es, cuanto menos, cuestionable”.

Sin duda, Stiglitz tiene razón al afirmar que muchos bancos centrales tuvieron una mala evolución durante el boom. Sin embargo, cabe preguntarse si esto se debió a que la Reserva Federal de EEUU carecía de representantes de los trabajadores en su consejo de administración o a que los bancos centrales pensaron que sólo tenían que rendir cuentas ante Wall Street. O, ¿fue más bien porque los bancos centrales se obcecaron en una idea errática que prácticamente ignoraba el papel de las finanzas en la economía? La realidad fue que los bancos centrales no consiguieron detectar los riesgos que surgieron de la mayor burbuja de deuda de la historia.

See on www.expansion.com