Los analistas de Wall Street están mejorando sus previsiones pese a la economía


Algo extraño está ocurriendo en el mundo de los analistas de Wall Street. Desde hace semanas, los inversores están sopesando los riesgos de una continua ralentización del crecimiento mundial con consecuencias prolongadas en los beneficios empresariales. Los economistas están preocupados y el FMI ha rebajado esta semana su previsión para el PIB mundial este año y el próximo. Pero esa no es la hoja de ruta de los analistas, al menos si nos fijamos en el consenso de estimaciones.

Los analistas empezaron a elevar sus estimaciones de ingresos en 2013 para el S&P 500 a finales de septiembre. Su estimación para el año que viene alcanzó un máximo de 1.161 dólares por acción en abril y después cayó a un mínimo de 1.124. Sigo en lateral durante los meses de verano y luego empezó a repuntar hasta 1.131 a finales de septiembre.

¿Es posible que los ingresos de Corporate America estén haciendo suelo pese a las malas previsiones del FMI para la economía global? Cabe recordar que más de la mitad de los ingresos de las empresas del S&P500 procede de otros países. Por lo tanto, lo que nos dicen los analistas es que no se creen las previsiones de los economistas.

See on www.eleconomista.es