Lecciones que Europa puede aprender

¿Economía estancada? Sí. ¿Envejecimiento de la población? Sí. ¿Carga insostenible de la deuda? Sí. Cuanto más nos fijamos, más aparentes se vuelven las similitudes entre Japón y Europa. Las dos economías están inmersas en una recesión, ambas tienen poblaciones envejecidas y pronto se enfrentarán a un fuerte descenso demográfico, las dos tienen muchas empresas maduras con marcas potentes pero no suficientes negocios nuevos?

La diferencia es que Japón, con su nuevo primer ministro Shinzo Abe, está haciendo un esfuerzo sobrehumano para salir del atolladero. Por supuesto, todavía está por ver que la abenómica funcione más allá del corto plazo pero, por ahora, se ha visto recompensada con una racha de crecimiento. La rentabilidad de la bolsa ha sido espectacular: el índice Nikkei japonés ha subido ya un 48 por ciento en lo que va de año.

Dadas las similitudes con Japón, ¿qué lecciones puede aprender Europa? Necesita ser más audaz, dejar que la moneda se hunda, centrarse en la inflación y controlar su banco central. Si hiciera todo eso, tendría una probabilidad de salir a base de crecimiento de su actual embrollo y los inversores se beneficiarían tan generosamente como lo fueron cuando entraron en el mercado japonés el año pasado.

See on www.eleconomista.es