Las inmobiliarias afrontan vencimientos por más de 7.000 millones de euros

Cuenta atrás para Reyal Urbis. La inmobiliaria, en preconcurso de acreedores, quema los últimos cartuchos para refinanciar un préstamo sindicado cercano a 2.300 millones de euros. Si ese acuerdo no llega antes del próximo día 23, el grupo que preside Rafael Santamaría protagonizaría el segundo mayor concurso de acreedores en el sector inmobiliario (con un pasivo de 4.000 millones), después de Martinsa Fadesa.

El tsunami de vencimientos también salpica a Realia, que tiene que renegociar su deuda en marzo, y al resto de las cotizadas, que miran con preocupación sus agendas. Colonial, de hecho, ha empezado ya a hacer los deberes, pese a que su refinanciación no toca hasta 2014.

Reyal se acogió en octubre de 2012 al preconcurso antes de tener que recurrir a la antigua suspensión de pagos. La inmobiliaria ha planteado a la banca acreedora (Santander, BBVA, Sabadell y Popular; BFA apoya la operación, pero no la financia) una propuesta de reestructuración para segregar la práctica totalidad de sus activos y pasivos a una filial y mantener unos pocos con el fin de seguir desarrollando sus actividades.

See on www.eleconomista.es