Las empresas siguen a la espera

 

Durante meses hemos estado escuchando que los líderes empresariales se sienten terriblemente confusos y no se compromete a nada hasta que Washington se organice.

Buenas noticias para la renta variable ya que las tasas de interés super-bajas están aquí para quedarse, pero la economía puede sacudir su letargo. Buena combinación para los inversores.