Lacker, disidente de la Fed: “Si fuera un dictador, el QE3 terminaría hoy mismo”

El presidente de la Reserva Federal de Richmond, Jeffrey Lacker, una de las voces más disidentes en el seno del organismo, ha vuelto a criticar hoy la política de estímulo emprendida por el banco central estadounidense. Piensa que los riesgos son mayores que los beneficios y pone en duda que ayude en gran medida a reducir el desempleo. Por eso se muestra contundente: “Si yo fuera un dictador, pondría fin hoy mismo a las compras masivas de deuda”.

“Deberíamos detener los estímulos hoy mismo”, ha señalado Lacker en declaraciones a la CNBC“Se debe preparar a los mercados y si fuera por mi, si usted me hiciese dictador, eso es lo que haría”.

Para asegurar la recuperación económica y del empleo, el banco central destina 45.000 millones de dólares mensuales, a la adquisición de bonos del Tesoro. Y combina estas compras con las de MBS (Mortgage-backed security o títulos respaldados por hipotecas) a razón de 40.000 millones de dólares mensuales.

En total la Fed destina 85.000 millones a compras de activos cada mes, con los tipos de interés entre el 0 y el 0,25%, para tratar de reducir el desempleo por debajo del 6,5%.

See on www.eleconomista.es