La unión bancaria europea, solo una solución a futuro: ¿podrá el BCE hacer algo?

Los expertos son rotundos: solo el Banco Central Europeo (BCE) es efectivo contra la crisis que atraviesa la Eurozona a corto plazo. El supervisor bancario europeo, que celebra este miércoles su reunión mensual, tiene en sus manos una posible solución a las presentes turbulencias de la región. La autoridad financiera común que estos días plantean los líderes de la zona euro sería la respuesta a largo plazo.

La que la semana pasada se intentó presentar como la panacea para resolver las crisis bancarias europeas, con su primer foco puesto en el delicado y urgente caso español, ha tardado sólo unas horas en desvanecerse como la solución en el corto plazo. La Unión Bancaria Europea dejó ayer de ser el centro de todas las miradas después de que Bruselas defendiera la recapitalización directa de los bancos a través del fondo de rescate, el conocido como Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (Mede), que entra en vigor el 1 de julio.

Este primer movimiento de la Comisión Europea -después de que el Gobierno español insistiera el pasado viernes en que “Europa se estaba moviendo”- pone de manifiesto que la Unión Bancaria Europea podría llegar a convertirse en la solución a medio o largo plazo, pero que no resolverá las urgencias a las que se enfrenta España, pero también Europa, en un mes decisivo. Incluso la canciller alemana, Angela Merkel, situó “en el medio plazo” la creación de mecanismos de supervisión bancaria a escala comunitaria y la posibilidad de dotar a las instituciones de la UE de un mayor margen de actuación.

See on www.eleconomista.es