La UE atesora 150.000 millones para su plan de crecimiento

Los planes de François Hollande para impulsar su cambio hacia el crecimiento no son una quimera y disponen ya de 152.000 millones de euros que Bruselas tiene parados y en expectativa de destino, a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y de los fondos estructurales.

 

Se trata, en definitiva, de poner a trabajar los 70.000 millones de euros de remanentes que tiene el Banco Europeo de Inversiones (BEI), una institución cuya misión es, precisamente esa, prestar dinero a bajo coste para proyectos de infraestructuras, energía y medio ambiente, y que es hoy la única institución financiera capacitada para actuar como un banco público europeo y pedir dinero a los mercados de capitales con las garantías suficientes -es propiedad de los 27 Estados miembros- para no sufrir el castigo de los especuladores.

See on www.eleconomista.es