La quimera de un bono español a 50 años sólo valdría a planes de pensiones

El pasado 10 de septiembre, la prima de riesgo española, el plus que piden los inversores al bono español frente al alemán, cayó por debajo del nivel de la de Italia. Algo no visto desde mediados de 2012. Detrás de este aumento notable de las compras de deuda, que ha llevado al rendimiento del bono español a 10 años a relajarse hasta el 4,28%, más de un 20% por debajo del máximo anual que marcó el 6 de febrero en el 5,44%, hay varios motivos.

Por un lado, el compromiso de compra de deuda por parte del Banco Central Europeo (BCE), junto con la mejora de la percepción de la economía española, apuntan Blanca Comín y Víctor de la Morena, gestores del Amundi Fondtesoro Largo Plazo.

También influye que “España se ha visto beneficiada por la salida de dinero de los emergentes, tanto de las bolsas como especialmente de la deuda. Dinero que ha venido a buscar rentabilidad a Europa”, señala Ángel Borrego, gestor del Beta Deuda Fondtesoro de BNP Paribas. Y dentro de esa búsqueda de rentabilidad, parece que España capta más interés que algunos de sus vecinos.

See on www.eleconomista.es