La prima se relaja ante la esperanza de que el BCE actúe contra la crisis

Junio está repleto de días D para el futuro del euro. Y hoy es el primero de ellos. El Banco Central Europeo (BCE) celebra en Fráncfort su reunión mensual de política monetaria. Si la periódica cita con la entidad siempre es importante, en esta ocasión, con la tensión por las nubes en la Eurozona, la relevancia es aún mayor.

“Con el deterioro de la crisis del euro, hay mucha presión para que el BCE actúe”, confirman los expertos de Royal Bank of Scotland. Confiando en que la institución presidida por Mario Draghi se haga cargo de la situación, la prima de riesgo de España, que mide el interés adicional que exigen los inversores a los bonos españoles sobre los alemanes a 10 años, sigue bajando hoy y se sitúa alrededor de los 502 puntos básicos, desde los 510 a los que cerró ayer.

Que continúe la racha dependerá del BCE. La expectación es máxima. Y no es para menos, puesto que esta institución es la única que, a corto plazo, cuenta con munición real para relajar las tensiones en la eurozona. Podría hacerlo si rebajara los tipos de interés, que se encuentran en el 1% desde diciembre; si convocara un nuevo préstamo a largo plazo para los bancos (LTRO), como ya hizo en diciembre y febrero; o si anunciara que retomará las compras de deuda pública en los mercados, tras 12 semanas de sequía.

Espera y ver o… reaccionar ya

See on www.eleconomista.es