La prima de riesgo de España sigue en tiempo muerto a la espera de un golpe de efecto del BCE

El diferencial entre el bono español y el alemán parece dispuesto a no romper este martes tampoco la tregua que comenzó en la víspera. Si ayer la prima de riesgo cerró en los 520 puntos básicos, tras caer desde un máximo de 548 puntos básicos que llegó a tocar el viernes, gracias a la ligera caída de la rentabilidad del diez años español y el repunte del bund, hoy vuelve a dar otro pasito hacia atrás y se mueve en el entorno de los 515 puntos básicos en los primeros compases.

Y es que, aunque la situación en Europa no ha cambiado en dos días, y el escenario sigue siendo el mismo que la semana pasada, cuando se vivieron momentos de pánico en los mercados, la mirada está puesta en la reunión del comité de política monetaria del Banco Central Europeo que tendrá lugar mañana y en la que los mercados tienen puestas sus esperanzas. Se ha cumplido la décimo segunda semana sin que el regulador monetario haya comprado deuda, a pesar de que hace semanas que el bono español superó la línea del 6% en la que en ocasiones anteriores el banco central ha intervenido.

Además, se ha recrudecido la crisis en Europa y el BCE está llamado a jugar un papel importante en la solución. Por eso, por más que su presidente, Mario Draghi, se canse de decir que la institución que preside no va a mover un dedo y que son los Gobiernos los que tienen que adoptar medidas de choque, especialmente los países periféricos, los analistas e inversores esperan, de entrada, una rebaja de los tipos de interés, actualmente en el 1%, e incluso, el anuncio de una nueva inyección de liquidez (LTRO) como las llevadas a cabo en diciembre y en febrero tras el estallido definitivo de la crisis de deuda en el segundo semestre de 2011.

See on www.cotizalia.com