La ‘moneda única’ se cuela en el orden del día de Draghi

Directa o indirectamente, los bancos centrales se están convirtiendo en los principales instigadores de la guerra de las divisas. Bueno, todos no. Alguno permanece al margen, como el Banco Central Europeo (BCE).Alemania niega la guerra de divisas.

 

Manteniendo la herencia dejada por Jean-Claude Trichet, el actual presidente de la institución, Mario Draghi, no ha elevado su voz para protestar por la fortaleza del euro. Siendo justos, la verdad es que tampoco había tenido mucha ocasión desde que capitanea el BCE. Pero, en la segunda reunión de política monetaria de 2013, la situación será distinta. La entidad tendrá que hacer un hueco en su agenda a la fortaleza de la moneda única, que se encuentra en máximos contra el dólar desde noviembre de 2011; contra la libra desde octubre de 2011; y contra el yen japonés desde abril de 2010.

En un contexto en el que la economía europea no anda sobrada, la pérdida de competitividad derivada de la apreciación de la divisa puede ser un lastre demasiado pesado. De ahí que Draghi tal vez pueda romper hoy su silencio. Es más, ya se han escuchado las primeras voces que le han pedido que pase a la acción. Como la del presidente francés, François Hollande, quien ha solicitado al BCE que pase a la acción para frenar al euro.
See on www.eleconomista.es