La línea entre recesión y depresión…

… se está cruzando en Europa, según The Economist.

Normalmente, por supuesto, los creadores de políticas reaccionarían a este deterioro y darían los pasos necesarios para estabilizar la economía. Lo que asusta más del panorama de la zona euro es que esto no se está produciendo. Por ahora, la norma es la austeridad. Pese a lo deprimente del panorama económico, casi nadie espera que el BCE tome alguna medida en la reunión de mañana. La zona euro camina, con los ojos bien abiertos, a la depresión, liderada por su periferia, que ya ha caído en ella.

Lo que pasa con el BCE es que no le gustan las sorpresas. Si le gustaran, mañana sería el momento adecuado.