La inmunidad a la crisis de la eurozona ayudará al dólar

Mientras la mayor parte del resto del mundo continúa preocupado sobre la posibilidad de un inminente final para el euro, Estados Unidos, o al menos los consumidores estadounidenses, parecen ser inmunes a todo ese asunto.

Un sondeo publicado el viernes pasado por la Universidad de Michigan mostró que la confianza de los consumidores creció a su nivel más alto desde octubre de 2007, un hecho extraordinario cuando la confianza en el resto del mundo ha estado cayendo.

Esto ciertamente es una prueba de cuán aislado puede estar Estados Unidos.

Sin embargo, en este caso, ser inmune a los problemas que enfrenta el resto del mundo podría no ser algo malo, tanto para Estados Unidos como para el dólar.

Es justamente este tipo de fortaleza en la confianza de los consumidores lo que hace falta para ayudar a Estados Unidos a lograr la recuperación que necesita la economía mundial

See on online.wsj.com