La Fed y el BCE se irán de vacaciones con buenas palabras, pero sin más medidas

El Banco Central Europeo (BCE) y la Reserva Federal (Fed) se encuentran en las antípodas de la política monetaria. Mientras en EEUU se sigue barajando la fecha en la que la institución comenzará a retirar sus políticas de estímulo ante una mejora de la economía, Europa tiene sobre la mesa todo un abanico de medidas para ayudar a la economía y romper la fragmentación del mercado de financiación para las pymes de la eurozona.

 

Sin embargo, de cara a la reunión de la Fed de este miércoles y del BCE, de este jueves, su intención es la misma: disfrutar de unas plácidas vacaciones ante la llegada del volátil mes de agosto. En estos días en los que los inversores disfrutan de un merecido descanso, los volúmenes de negociación caen notablemente y se puede crear un contexto óptimo para el ataque de los especuladores. Para evitar esta situación, las dos instituciones se han empleado a fondo en las últimas semanas para dejar atada y bien atada la confianza de los inversores sobre la continuidad de sus políticas expansivas. Los expertos creen que en los dos próximos días volverán a enviar un mensaje de calma aunque no apliquen más medidas.
See on www.eleconomista.es