La economía alemana se acelera y la francesa se estanca

Los hasta ahora firmes aliados de la Europa en crisis han arrojado datos de crecimiento económico antagónico. En el primer trimestre, Alemania sigue fiel a su calificativo de locomotora y su Producto Interior Bruto (PIB) creció 0,5%. Sin embargo, la economía de Francia apenas avanzó un 0,1%.

Según reflejan los datos de la Oficina Federal de Estadística germana (Destalis), el país retornó a la senda del crecimiento después de que en el último trimestre de 2011 se contrajera un 0,2%. En tasa interanual, el PIB se incrementó 1,7%.

Los principales impulsos vinieron del comercio exterior y de la demanda interna, que compensaron la reducción en las inversiones.

Mientras, la economía francesa pasó de avanzar un 1,7% entre octubre y diciembre del año pasado a tener una casi nula evolución entre enero y marzo de este ejercicio, según una nota del Insee.

En el primer trimestre de 2012, la demanda interior contribuyó al PIB con una décima, frente a las tres que había aportado en el cuarto trimestre de 2011.

La producción de bienes y servicios registró un avance del 0,1%, una décima menos que entre octubre y diciembre.

See on www.elmundo.es