La divisa y las materias primas amenazan con llevar a Australia a una nueva recesión

Cada vez son más voces las que advierten de las dificultades que podría atravesar el país en los próximos meses. La debilidad de la economía global, unido a la apreciación del aussie y la depreciación de las materias primas sitúan a Australia en una posición complicada. Para acallar las alarmas de desaceleración que se ciernen sobre el país, el Banco de la Reserva de Australia (RBA) decidió pasar al ataque, en contra de todas las previsiones, y redujo los tipos de interés en un cuarto de punto para estimular la economía.

Australia ha sido una isla dentro de los países desarrollados, ajena a los problemas de la crisis que en los últimos cinco años han golpeado a Europa y Estados Unidos. Pero sus días de tranquilidad podrían estar a un paso de perderse. Así lo alertan los analistas de Deutsche Bank, que advierten sobre los riesgos a los que se enfrenta la economía aussie, ya que podría estar gestando una nueva recesión en 2013, algo que no ocurría desde el año 2006. La caída del precio de las materias primas, así como la apreciación del aussie en los últimos meses, serían las causas que estarían detrás del pinchazo del país.
See on www.eleconomista.es