La corrección en el EURUSD se queda por debajo de la retracción del 38,2%.

El EURUSD se ha situado en un máximo de 1.32258, a poca distancia del objetivo de retracción del 1.32273 (ver publicación anterior). Si se vende contra este nivel se verá que los cortos siguen manteniendo el control y que, en este momento, el par pone a prueba los mínimos del día de mercado (ver gráfico inferior). En una ruptura, hay que fijarse en la línea de tendencia de canal para solicitar compra de toma de beneficios. Este nivel se sitúa en 1.3185 en este momento.