La bolsa china reabre las murallas de la inversión

Sin embargo, Louisa Lo, gestora de fondos de renta variable china de Schroders observa que “China es en gran medida una cuestión de crecimiento a largo plazo. Como parte integral del dinámico atractivo de Asia, la segunda economía más grande del mundo todavía tiene potencial que sólo se materializará en décadas; por lo tanto, no es demasiado tarde para beneficiarse de su éxito”.

En 2009, pocos meses después de la quiebra de Lehman Brothers, China protagonizó junto a otros mercados, los llamados Bric (Brasil, Rusia, India y China), una espectacular recuperación (los índices Shanghai Composite y Shenzhen Composite registraron en el ejercicio avances superiores al 79%), que contribuyó a poner en el foco de la atención inversora a los mercados emergentes. La inestabilidad global originada, desde 2010, por los problemas de deuda del euro y los miedos a que el gigante asiático sufriera un ‘aterrizaje brusco’ (una severa reducción de su ritmo de crecimiento) motivaron, no obstante, que desde 2010 la bolsa china viera refrenado su atractivo.
See on www.expansion.com